PROTEGERSE ES QUERERSE

La influenza es una infección viral que principalmente afecta el sistema respiratorio, ya que al comienzo parece una gripa normal de invierno, pero así como el clima cambia también los virus por lo que puede llegar a ser mortal en algunos casos

Muchas empresas farmacéuticas líderes en vacunas, como lo son Sanofi, Glaxo Smith Kline o  Baxter, han desarrollado nuevas formulas en vacunas y,  aunque no cubran el 100% de efectividad, son nuestra mejor opción para cuidar nuestro organismo.

Cuando el alguien se infecta de algún virus, el sistema inmune actúa para combatir al organismo invasor. Los glóbulos blancos se activan y empiezan a crear anticuerpos que localizan el agente infeccioso y crean una contraofensiva.  Los síntomas más frecuentes son:

·         Fiebre de más de 100,4 °F (38 °C)

·         Dolor en los músculos

·         Escalofríos y sudoración

·         Dolor de cabeza

·         Tos persistente o seca

·         Fatiga y debilidad

·         Congestión nasal

·         Dolor de garganta

¿Cómo actúa una vacuna?

Una vacuna contiene una pequeña cantidad de la bacteria o virus (muerta o viva) para que el sistema inmunitario al detectarlo, reaccione como lo haría cuando ocurre una nueva infección completa. Empieza formando anticuerpos contra el material de la vacuna. Estos anticuerpos permanecen en el cuerpo y están listos para reaccionar si ataca el organismo infeccioso real.

La Universidad Simón Bolívar fomenta la información por una buena salud. Es por ello que cada año, se realiza una campaña de vacunación contra la influenza, tétanos y hepatitis B.